Adrian Bello

  • YouTube - Círculo Negro
  • Facebook
  • Instagram

Mi nombre es Adrian Bello, desde pequeño siempre tuve una fuerte inclinación hacia la música y las artes, fue hasta los 15 años cuando finalmente pude acercarme más y comencé a componer música, recuerdo que desde el primer día que tuve en mis manos una guitarra propia comencé a componer canciones y aunque desde luego, la calidad y estructura de estas han ido madurando con los años según la preparación académica que recibí, en la esencia mi fuente de inspiración sigue siendo la misma a saber: mis experiencias personales mis sentimientos respecto lo que veo o escucho, lo que he aprendido y vivido, lo que hay en mi corazón, todo eso lo vuelvo canción.

 

Más allá de un hobbie encuentro en la música un refugio donde encuentro paz, en mis canciones casi siempre hablo de lo que me pasa y como me siento respecto a esas experiencias, es muy terapéutico componer también a veces se mezcla con un proceso de introspección, hablo de mis sueños y anhelos, también expreso mi opinión respecto a ciertas cosas que ocurren en la actualidad, mi enfoque es siempre dar un mensaje genuino, humano, sincero y lo más positivo posible.

 

En la antigüedad todas las culturas tenían una creencia en común y es que las artes eran un regalo de los dioses y estas tenían siempre una conexión intrínseca con lo divino, con elevar espíritu humano y su esencia, tanto así que tuvimos un periodo llamado barroco en el siglo XVII  en la cual la voz humana era el instrumento más importante, en aquella época el cuerpo humano era considerado lo más majestuoso de todas las cosas de la creación y el carácter y motivo de la creación de obras musicales y artísticas era precisamente elevar el espíritu, conciencia y esencia humana, recordar esa naturaleza divina y majestuosa presente en cada ser humano.

Pienso que vivimos en tiempos donde en nuestro planeta hay muchos problemas de diversas índoles y lamentablemente hay muchas así llamadas figuras del medio artístico que lejos de brindarnos ese regocijo y descanso que la música en antaño brindaba, hacen de todo menos aportar un mensaje positivo (o al menos neutral), sino que más bien, ellos mismos son parte del problema de la degeneración moral donde todo es un consumismo proveniente de mercadotecnias que impulsan tendencias  que a su vez son impuestas por personas que siguen agendas muy oscuras para nuestro mundo basadas en el beneficio propio y no aportar un contenido con un valor genuino, si no más bien degenerado.

 

En este sentido, en termino de formas y estructuras no pienso reinventar la rueda, mi música por el momento es principalmente pop acústico y baladas (aunque también he compuesto música instrumental la cual próximamente comenzaré también a grabar y será majestuosa) en las cuales hablo de mis experiencias, pensamientos y enfoque personal del amor, el desamor, la soledad, el sufrimiento, la alegría, el silencio, la calma, la espiritualidad, también problemas e injusticias de este mundo (las que yo considero que verdaderamente son).

Practico una disciplina de origen chino llamada Falun Dafa la cual es una disciplina basada en mejorar el carácter moral y la sabiduría espiritual de la personas, basado en seguir en la vida diaria los valores y principios de la Verdad, la Benevolencia y la Tolerancia y complementariamente incluye ejercicios de meditación tradicional, pienso esto ha sido una gran influencia en mi vida en mi música, en esencia sigo siendo yo mismo pero ahora trato de que mi música tenga un efecto positivo en la persona que me escucha y siento que la energía a mi alrededor ser vuelva más pura cuando actúo de acuerdo a esto y como resultado cuando compongo o canto bajo este estado mental tan armonioso siento que llego al corazón de la gente dándoles un mensaje positivo.

 

Lamentablemente Falun Dafa ahorita es perseguido en China y toda la gente que también practica esto y vive allá está siendo víctima de una persecución inhumana debido a sus creencias espirituales basados en la verdad, la compasión y la tolerancia, las cuales son diferentes a las políticas ateo-marxistas del partido comunista que gobierna dicho país, muchos practicantes de esto han sido enviados a cárceles y campos de trabajos forzados y muchos otros han muerto, en la primera canción que grabé profesionalmente llamada “Claridad” hablé sobre esta atrocidad -les recomiendo ir a escucharla a YouTube pero también hable sobre que hay esperanza y el cambio a todos los problemas de nuestro planeta somos nosotros mismos y el primer paso que hay que dar es expandir nuestra consciencia para discernir entre el bien y el mal genuinos, dar un giro hacia la bondad, el perdón y el altruismo genuinos y desde allí comenzar a ver qué podemos hacer para ayudar a resolver los problemas de este mundo, en mi caso yo compuse esta canción para hablar de esto con las personas que están cerca de mí, tuvo muy buena recepción.

"Sin duda la música tiene un gran poder y un gran poder trae consigo una gran responsabilidad, la cual en mi caso como cantautor espero poder estar a la altura de esto y transmitir un poderoso y positivo mensaje para los demás".